Comerciantes piden Gobierno les permita abrir sus negocios

0
486

SANTO DOMINGO.-El Gobierno ha querido llevar tranquilidad a los micro, pequeños y medianos empresarios, a través de diversos anuncios y medidas de apoyo económico, para que estos puedan reactivar sus negocios inmediatamente pase la crisis creada por el Covid-19. Sin embargo, estos no están en disposición de esperar, sino que solicitan la apertura gradual de sus comercios desde hoy.

En una carta enviada ayer al presidente Danilo Medina, la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC) considera que ya es tiempo de permitir la apertura de las empresas de repuestos y talleres de vehículos de mecánica, ferreterías, electrodomésticos y financieras de préstamos a mipymes, por considerarlas esenciales para que los servicios públicos sigan operando.

Justificación
La entidad, que agrupa a 61,376 miembros dijo que con esa medida el Gobierno eliminaría la competencia desleal que, según ellos, están desarrollando las grandes empresas, a las que no sólo les permiten abrir sus supermercados, sino también las áreas de ferreterías, electrodomésticos, gomas, baterías, ropas y otros enseres, “mientras las pequeñas tiendas de los barrios donde apenas entran dos o tres personas, siguen cerradas”.

“Con esa medida el Gobierno eliminaría el privilegio que le está dando al 3% del total de empresas, que son las grandes, lo cual discrimina a las mipymes del país, que son el 97%”, comunicó Iván García.

El presidente de la FDC compartió con EL DÍA que con la apertura de esas empresas la disposición del distanciamiento social sería más efectiva, puesto que habría mucho menos personas en cada comercio.

Para asegurar la operatividad de esos negocios, la organización también propuso el recorte del horario del toque de queda como estaba al principio (de 8:00 de la noche a las 6:00 de la mañana), para que los negocios cierren a partir de las 6:00 de la tarde.

Suspensiones
La apertura de esos negocios parece ser vital para este sector, ya que hasta ayer unos 827,358 empleados habían sido suspendidos de sus puestos, según notificación presentada por 50 mil 253 empresas, dijo el ministro de Trabajo Wilson Santos.

El 51.95 % de esas suspensiones laborales son de micro, pequeñas y medianas empresas. El 95.67% de los afectados son personal técnico y auxiliar, seguido de supervisores y encargados, de acuerdo a un análisis del Observatorio del Mercado Laboral Dominicano del Ministerio de Trabajo.

De esos empleados suspendidos unos 760,004 han sido registrado en el Programa de Asistencia al Empleado del Gobierno Fase I, de los cuales unos 640,215 han sido aprobados dentro del programa de asistencia estatal, que contempla un apoyo salarial desde 5,000 hasta 8,500 pesos, pero los microempresarios deben completar la otra parte del sueldo, aunque no están produciendo.

Factura eléctrica cara, pese a cierre
Denuncia. Aunque se supone que la facturación eléctrica se corresponde con el nivel de consumo de cada cliente, micro, pequeños y medianos empresarios denuncian lo contrario.

A pesar de que los negocios han estado cerrados desde mitad de marzo, como medida de distanciamiento social por el Covid-19, Eliseo Cristopher, presidente de la Confederación Dominicana de la Pequeña y Mediana Empresa de la Construcción, indicó que varios de sus afiliados han recibido facturas con montos similares a los que tenían cuando operaban.

Uno de ellos es Francisco Sánchez, presidente de la Asociación de Pequeños Constructores de Cotuí, quien confirmó que en marzo y abril le continuaron cobrando el mismo cargo por potencia que tenía contratado.

Puso como ejemplo a la Procesadora Díaz y Asociados, la cual tiene un cargo por potencia mensual de 79,400 pesos, el cual le fue facturado, aunque están cerrados desde marzo. “No sólo nos lo están cobrando, sino que nos dijeron que lo seguirán cobrando igualito y que cortarán el servicio si no se paga”, manifestó.

Lo mismo denunció Alfredo Fontaneto, de la Asociación de Suplidores de Agregados, quien se quejó de que la factura apenas ha bajado un 30%, cuando debería disminuir, a su juicio, a un 90%.

“De qué le sirve al Gobierno poner un programa Fase para ayudar al empleador y aplazar pagos de Itebis si al final vamos a terminar quebrados porque lo que estamos haciendo es acumulando deudas”, dijo Fontaneto, que no entiende el plan del Estado.

Situación grave

Factores que afectan el comercio
—1— Pagos
La Federación de Comerciantes demanda del gobierno pagar a los suplidores del Estado las deudas pendientes.
—2— Cobros
Comerciantes de la provincia Duarte denuncian que hay desabastecimiento de productos básicos.
—3— Empleos
Unos 110,400 empleados suspendidos no fueron incluidos en el programa FASE I.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here