Felices bajo la sombra de la infidelidad

0
546

El amor todo lo soporta”, incluso en esta era, cuando fácilmente la carne de algunos amantes es lanzada al asadero por internautas que sin piedad han protagonizado una serie de ataques cibernéticos dirigidos directamente a la yugular de parejas del entretenimiento, tanto local como internacional, que pese a verse envueltas en todo tipo de escándalos han colocado sus sentimientos por encima de todo.
Sin lugar a dudas, hay que mencionar al artista urbano local Mozart La Para y a la actriz Dalisa Alegría en este apartado, cuya historia de amor tiene un parecido similar a la de los actores Gabriel Soto (mexicano) e Irina Baeva (rusa).

Aunque, actualmente, Mozart La Para y Dalisa Alegría disfrutan de la calidez de una vida juntos, compartiendo las mieles de su amor sin limitaciones, no siempre fue así.
A los tórtolos les tocó vivir en un infierno luego de que se conociera la separación entre el urbano y su primera esposa, Alexandra Hactu, madre de su hija.
De hecho, son una de las parejas más impopulares del entretenimiento local. A diario son atacados por internautas, que desde un principio criticaron a la pareja por la forma en que sospechan se vincularon sentimentalmente, y a la fecha tampoco toleran su enlace.
El primero en defender su amor, haciéndole frente a la situación, fue el intérprete de “Llegan los montros”, quien acabó con las especulaciones sobre su noviazgo oculto, en ese entonces –2019– con su ahora comprometida.
“Aquí yo vine a hablar la verdad, como hablan los hombres”, dijo enfáticamente el intérprete urbano a Luz García, quien confirmó que llevaba unos cuantos meses saliendo con Dalisa Alegría, un hecho que Alegría no quiso afirmar en ese mismo espacio televisivo unos días antes, limitándose a decir que ella y el urbano participarían juntos en una película.
Le toca el turno a la pareja compuesta por los actores Gabriel Soto e Irina Baeva, quienes se enamoraron al protagonizar la telenovela “Vino el amor”, pero el detalle radica en que aún Soto convivía con la madre de sus hijas, la también actriz Geraldine Bazán.
Evidentemente, el público no les perdonó esa jugada a los nuevos tórtolos y se volcó en contra de ellos, pero cuando la situación empeoró para los dos fue cuando Bazán rompió su silencio y emitió por su canal de YouTube un extenso video en el cual explica con lujo de detalles que supuestamente Baeva, además de “quitarle el marido”, le hizo la vida imposible acosándola cibernéticamente.
Un escándalo tapaba otro escándalo en ese momento. El rechazo fue masivo para ambos y –de hecho– esa situación se reflejó hasta en lo laboral, ya que Baeva habría denunciado que una marca sobre empoderamiento femenino, con la cual tenía pautada una charla, la canceló a última hora, alegadamente para evitar ser rechazada por la gente.
Actualmente, la pareja, que acaba de trabajar en la telenovela “Solteros con hijos”, se prepara para compartir créditos en otro melodrama. Pero, sobre todo, vive su amor a todo lo que da, enfrentándose a todo aquel que les haga frente por su pasado.
Y otra pareja que también ha sabido defender lo suyo, pese a una infidelidad, ha sido la que forman la exitosa rapera estadounidense de origen dominicano, Cardi B, y el también cantante Offset.
Ellos se separaron en el 2018 por problemas de infidelidad, pero unos meses después la controversial rapera anunció que habían regresado. Confesó que perdonó a su marido luego de afianzarse en su religión y hacerse de la vista gorda cuando personas que estaban a su lado les recomendaban que finalizara su relación de una vez y por todas, con su pareja y padre de su hija.
Sin embargo, Cardi hizo caso omiso a todo eso y le dio otra oportunidad a su matrimonio. Hoy, ambos llevan una vida feliz, observando en primera fila cómo crece su imperio y viendo crecer a su hija Kulture Kiari Cephus.
Sobre los cantantes Beyoncé y Jay-Z también llovieron rumores de una infidelidad, específicamente cuando la artista publicó su último álbum “Lemonade” (2016), en el que en alguna de sus canciones hablaban de que un hombre no le había sido fiel y que “si la vida te da limones lo mejor es hacer limonada”. Tiempo después, el rapero también habló sobre el mismo tema en una de las canciones de su último disco, “4:44” (2017).
Pero fue el propio artista quien agarró el toro por los cuernos, y en una entrevista para el “New York Times” habló por primera vez sobre el dolor que le había generado su actuación a su esposa.
“Lo más duro es ver en la cara del otro el dolor que has causado y después tener que lidiar con ello”, confesó Jay-Z.
El rapero también reveló que ambos utilizaron los momentos de composición y sus canciones como terapia, lo que les salvó del divorcio tras nueve años casados, 15 de relación y, ahora, tres hijos en común.
Indiscutiblemente, la pareja es una de las más aplaudida y admirada tanto dentro de la industria de la música como fuera y tienen una relación que, pese a esta sombra, se ha mantenido alejada de los escándalos típicos de su ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here